Cómo cuidar el Cerebro para un Aprendizaje Eficaz

El cerebro es el órgano que utilizamos para aprender.  Debes tener en cuenta la forma de cuidarlo de tal manera que se mantenga sano y así el aprendizaje sea más eficiente.  Las siguientes seis recomendaciones, algunas que parecen ser de sentido común, emergen de los estudios de las neurociencias y se consideran necesarias para mantener un cerebro siempre listo para aprender:

  1. Alimentación balanceada: Los buenos hábitos alimenticios son vitales para un buen desempeño escolar.  El desayuno es quizás la comida más importante del día y por lo tanto debes hacer el esfuerzo de iniciar el día escolar habiendo comido un desayuno nutritivo.  También debemos tratar de merendar, almorzar y también cenar con alimentos nutritivos, manteniendo una dieta balanceada.  Además, es importante que  elimines al máximo el azúcar, en especial la contenida en dulces y bebidas como los jugos comerciales y las gaseosas.  Se ha propuesto, además, que alimentos con alto contenido de ácidos grasos Omega-3 como el pescado pueden favorecer el aprendizaje; sin embargo el uso de suplementos de Omega-3 para mejorar los procesos de atención y memoria no ha sido demostrado por las investigaciones.

    Tomado de: http://cienciasnaturales.carpetapedagogica.com

  2. Limitar el consumo de cafeína: La cafeína es la única droga psicoactiva que está disponible para el consumo de los niños, principalmente en la forma de gaseosas de cola negra.  Los niños y adolescentes que consumen estas gaseosas u otras bebidas con cafeína experimentan un bajo nivel de alerta que sólo llega a los niveles normales cuando toman estos productos, y sólo temporalmente.  La mejor manera de mantener un nivel de alerta constante es que elimines estos productos de tu dieta, tanto por la cafeína como por el azúcar que contienen.

    Tomado de: http://tusaludmental.salud.es

  3. Buenos hábitos de sueño: El sueño es una parte importante del aprendizaje.  El sueño prepara para aprender más porque permite tener un buen nivel de alerta durante la jornada escolar.  Además, el sueño regular y suficiente es esencial para que el cerebro aprenda eficientemente porque ayuda a consolidar la memoria de tal manera que se mantenga firme cuando queramos accederla más adelante.  El estado de alerta durante el día apoya la codificación de la información mientras que durante el sueño se maximiza la consolidación de las experiencias.  También prepara para utilizar lo que se sabe con el fin de generar nuevas ideas.  Debes, por lo tanto, asegurarte de dormir al menos unas 8 horas cada noche para que tu cuerpo y tu cerebro no sólo pueda descansar y lograr un buen nivel de atención durante las clases sino para que también puedas consolidar lo que has aprendido durante el día.

    Tomado de: http://www.aquaservice.com

  4. Mantenimiento de una buena hidratación: Se ha promovido el consumo de agua como una manera de mejorar el aprendizaje ya que aún una pequeña deshidratación puede reducir la actividad cognoscitiva, en especial la habilidad para pensar.  El cerebro, al igual que el resto del cuerpo, requiere de agua para funcionar adecuadamente.  Sin embargo, el exceso de hidratación también puede disminuir la habilidad cognoscitiva.  Debes, por lo tanto, tomar agua cuando tengas sed; tu cerebro cuenta con un sistema sofisticado que te lleva a sentir sed cuando detecta una disminución en la hidratación.

    Tomado de: http://queaprendemoshoy.com

  5. Hacer ejercicio aeróbico con regularidad: El hipocampo, una parte del cerebro, es esencial para que los nuevos aprendizajes pasen de la memoria a corto plazo hacia la memoria a largo plazo.  Este, además, es una de las pocas partes del cerebro que recibe nuevas neuronas, aún en la edad adulta.  Se sabe, también que este proceso de producir nuevas neuronas se favorece con el ejercicio aeróbico como trotar, nadar, montar bicicleta.  Los estudios han mostrado que el tamaño del hipocampo es mayor en las personas, aún los adultos mayores, que hacen ejercicio, permitiendo que sus niveles de memoria sean mejores.  Por lo tanto, debes tratar de hacer ejercicio con regularidad.
  6. Evitar el uso de sustancias psicoactivas: Además de la cafeína, las diversas sustancias psicoactivas alteran el funcionamiento del cerebro y su abuso produce un deterioro del cerebro y por lo tanto afecta el aprendizaje.  En esta lista se incluyen no sólo las sustancias ilegales sino también otras como la nicotina y el alcohol.  Es prudente, entonces que trates de evitar al máximo el uso de estas sustancias si quieres mantener un cerebro sano.
  7. Proteger la cabeza en actividades de alto riesgo: Algunas actividades deportivas tienen un alto riesgo de provocar golpes en la cabeza, lo cual puede llevar a concusiones que pueden afectar la conciencia de manera temporal.  Para evitar que esto ocurra, en algunos deportes se recomienda el uso de cascos que pueden disminuir el efecto de los golpes.  Sin embargo, cuando ocurre una concusión, es necesario que te salgas del juego para que te hagan una observación del efecto de la concusión con el fin de evitar consecuencias más graves a largo plazo en la función cerebral.

Espero pongas en práctica estas seis recomendaciones para que puedas contar siempre con un cerebro sano, listo para aprender.

Etiquetas: ,

Los comentarios están cerrados.